LIMACHE  “Peñasco del Brujo”.

La comuna de Limache, está situada en la provincia de Marga-Marga, en la V Región de Valparaíso, geográficamente se localiza en la zona central de Chile a los 33º 01’ de latitud sur y a los 71º 18’ de longitud oeste. La cuenca de Limache, cuenta con una superficie de 545,7 kilómetros cuadrados, una extensión longitudinal de 22 kilómetros; una altitud, que para el caso del fondo de la cuenca oscila entre los 100 y los 120 metros sobre el nivel del mar, y de 300 metros para su parte más alta en el sector de Quebrada Alvarado en el este, y de 80 metros en la parte más baja que corresponde al sector de Piedras Blancas en el oeste, en el cual el Estero Limache que atraviesa una gran parte de la cuenca del mismo nombre, penetra en las planicies litorales. Respecto al clima presente en la cuenca de Limache, este corresponde al tipo mediterráneo templado con estación seca prolongada, con un promedio de precipitaciones cercano a los 400 milímetros anuales. Este clima, es característico de la zona comprendida entre el río Aconcagua por el norte y el río Maule por el sur.

Limache es una de las ciudades que más significados ha tenido su título, sin embargo, lo podemos explicar según dos hipótesis de su significado. La primera corresponde al connotado hombre público de la época Benjamín Vicuña Mackenna el cual plantea que el nombre de Limache proviene de lli (peñasco) y machi (brujo) “Peñasco del Brujo”. Esto se explica por una tradición indígena que cuenta que el cerro La Campana era un peñasco lleno de oro y, que ante la codicia española por el metal, los machis del sector resolvieron que cayera sobre el cerro una espesa capa de granito. Esto fue corroborado por el misionero alemán Ernesto Wilhelm de Moesbach quien, respaldado por los libros de la Iglesia de la Santa Cruz, señaló que antiguamente a la zona se le conocía como Llimachi. Desde allí que los españoles pronunciaron Llimachi para designar a aquél lugar, cambiando la pronunciación de la palabra; es decir utilizando solo una L.

La doctrina de Limache, primeros trazados de la actual Marga Marga

Desde la llegada de los españoles a nuestro territorio, percibimos como el proceso de evangelización se convirtió en una de las misiones más importantes encargada por la corona. Así con el correr del tiempo veremos como la institución de la Iglesia, teniendo presente esta misión se encargará de efectuar la división de pueblos. Nuestro espacio de estudio no estuvo exento de este proceso y fue así como podríamos establecer que la primera división político – administrativa de este lugar se constituye en lo que la Iglesia denominara “Doctrina». De este modo, veremos que «la doctrina de Limache», abarcó desde la Cordillera de la Costa por el este, hasta el Océano Pacífico por el oeste. Por el norte, el río Aconcagua y por el sur las colinas que la separaban de la doctrina contigua, la de Valparaíso. Esta división hace notar el hecho de que la actual provincia del Marga-Marga, no es una invención moderna, sino que más bien tiene resabios del período colonial, pues como podemos ver en la división territorial a través de la doctrina estaba incluido la totalidad del territorio de la actual provincia, sumándole la comuna de Concón.

“que el hermoso suelo que habitamos sea elevado al rango de Villa con la denominación de Alegre”

Carta de Algunos Vecinos fechada el 10/04/ 1826, C.G. (Capitanía General), Vol. 1060, En Venegas , «Limache y su Memoria histórica. Desde la Conquista española hasta la llegada del Ferrocarril» (1541-1856), editorial La Prensa, Valparaíso, Chile, 2000. Pp. 136.

Limache en el siglo XIX
La villa “alegre” de Limache fue fundada en 1828, al alero de una petición emanada de los vecinos de aquél lugar. Pero ya en 1712 Amadeo Frezier viajero, militar e ingeniero francés, en su misión exploratoria del reino de Chile, da cuenta de un reducido número de habitantes y rústicas casas semi agrupadas; a lo que denominó villa y correspondía al sector de San Pedro de Limache. Hay divergencia sobre los fundamentos de la fundación de la villa de Limache. Para algunos fue por la cercanía con la mina la Escondida y la necesidad de un asentamiento urbano cercano a ésta. Para otros, fue la iniciativa local de los vecinos que motivó su creación. A mediados del siglo XIX, veremos que Limache sufrirá grandes cambios debido a los procesos de modernización, provocados principalmente por la llegada del ferrocarril en 1856. Esto será un factor relevante para el aumento de la actividad industrial y comercial, la interrelación con otras zonas de la región y el cambio más importante, la fundación de una Nueva Villa, que recibirá el nombre Grabado encontrado en Limache hacia 1636 Página | 14 de San Francisco de Limache: hoy llamado «Limache nuevo». Finalmente el Limache que hoy conocemos recibirá el título de ciudad en 1874.

Cargando...

Limache Viejo y Su Tradición Religiosa

Limache Viejo es una localidad de la comuna de Limache, ubicada al sur del Estero Limache. Fue fundada el 27 de enero de 1857 como Santa Cruz de Limache. Está directamente vinculada a la presencia religiosa en la localidad, esto porque el establecimiento de una “doctrina” eclesiástica en el sector impulsa a una concentración de la población en torno a la parroquia matriz del naciente pueblo que hoy se conoce como Limache Viejo.

Casa de la Cultura
Luis Minardi de La Torre

Es el principal pilar de la actividad cultural de Limache. Perteneció a la familia Herrera de la Vega y en 1989 fue adquirida por la municipalidad para evitar su demolición. Desde 1992 funciona como centro cultural, siendo sede de diversas presentaciones artísticas. Tras el terremoto de 2010, el edifico sufrió daños en su fachada y salones, por lo cual debió ser restaurado y reinaugurado en octubre de 2011. Actualmente en la Casa de la Cultura funciona la Escuela de Bellas Artes y el Conservatorio de Música, ofreciendo además talleres de danza y teatro.

Cargando...

Estadio Municipal
Ángel Navarrete Candia

Tiene capacidad para 3.000 espectadores. Cuenta con una cancha principal de futbol, de pasto natural. Entre otras instalaciones, el recinto deportivo posee la única pista de motociclismo asfaltada de Chile, con extensión de una milla e instalaciones anexas. Además, cuenta con tres canchas de tenis de cemento, un bochódromo y una piscina pequeña, actualmente en desuso. El estadio es sede de diversas actividades recreativas y culturales, tales como la fiesta de año nuevo y su respectivo show pirotécnico, la Fiesta de la Cerveza, las fondas durante las fiestas patrias y fiesta del Tomate Limachino.

Cargando...

Parroquia de la
Santa Cruz

Esta parroquia, ubicada frente a la Plaza Independencia, es el principal espacio religioso de la ciudad, epicentro de la manifestación de religiosidad popular más importante de la zona, la festividad religiosa de la “Virgen Purísima de las 40 Horas”, siendo popularmente conocido como Iglesia de las 40 horas y cuya Virgen fue declarada Patrona de Limache el día 8 de diciembre de 1859. Según la tradición oral, este culto tiene su origen en una imagen encontrada por unos pescadores en Concón, a principios del siglo XIX, la que posteriormente llega a Limache, a casa de un particular y debido a que no dio a basto para albergar tantos fieles, fue trasladada a la parroquia. El nombre de la festividad religiosa de “Las 40 Horas”, deriva de la masiva celebración que cada domingo de la Quincuagésima o de las 40 horas, (previo al miércoles de ceniza), se desarrolla en honor a la imagen, jornada que coincide con la celebración del Jubileo Eucarístico de las 40 Horas.

Cargando...

Plaza Independencia

Se ubica frente a la Parroquia de la Santa Cruz, a un costado de la Avenida República. En sus alrededores hay diversos locales comerciales, servicios, además de establecimientos educacionales de la comuna. En su centro se observa una pileta de mármol y cuenta además con un busto en honor al héroe Arturo Prat Chacón.

Cargando...

Lliu Lliu

En medio del campo y los cerros oculta sus encantos Lliu-Lliu, nombre que en mapuche significa “agua cristalina”, como lo demuestra el plácido tranque que existe en el sector. Lliu Lliu destaca por su buen clima, al que incluso se le atribuyen cualidades curativas. De hecho, a esa zona iban los tísicos del siglo pasado a recuperar pulmones y a las personas deprimidas a recobrar las ganas de vivir. Pasaban algunos días en las quintas y fundos, muchos de los cuales databan de la época colonial y pertenecían a acaudaladas familias.

Monasterio San Benito
de Lliu Lliu

Se ubica en las antiguas dependencias de la hacienda del mismo nombre, situada al sur-oriente de Limache Viejo y en el interior del valle de LLiu Lliu, muy cerca del embalse del lugar. Gran parte de sus terrenos se encuentran cultivados y el entorno del valle muestra lomajes y cerros con vegetación. En el monasterio Benedictino se pueden disfrutar de misas con cantos gregorianos.

Embalse Lliu Lliu

Uno de los lugares más visitados y de propiedad de los parceleros del sector. Como es un recinto privado, se controla el acceso al embalse para evitar que ocurran accidentes, pero las personas e instituciones pueden ingresar previa autorización de los comuneros. Una de las cosas que más gusta de vivir allí es la belleza del paisaje, el contacto con la naturaleza y la tranquilidad.

San Francisco de Limache

El origen del sector de San Francisco está vinculado a la necesidad del proyecto ferroviario entre Valparaíso y Santiago de determinar su paso por las cercanías de la entonces Villa Alegre de Limache (Limache Viejo). Es así, como en febrero de 1857 fue fundada la Villa San Francisco en terrenos que Don Ramón de la Cerda destinó para dicho propósito. Este sector fue reconocido como la primera “Ciudad Jardín”, un concepto muy utilizado en España, que combinaba la modernidad con la presencia de la naturaleza tanto con fines ornamentales como para generar un espacio de agrado y coherencia urbana.

Avenida Urmeneta

Es la principal avenida de San Francisco de Limache. Concentra parte importante del comercio de la ciudad, incluyendo importantes cadenas de farmacias, supermercados, servicios, restaurantes y comercio menor. Además, algunos de los principales establecimientos educacionales de la comuna, incluyendo al Liceo de Limache, así como la Biblioteca Pública Josue Waddington.

Parque Brasil

Se ubica en el centro de San Francisco de Limache. Cuenta con máquinas de ejercicio, juegos infantiles, multicancha, skatepark y una pérgola en el centro, en donde se realizan diferentes actividades. Este es el lugar ideal para paseos y relajarse en familia. Principal pulmón verde y punto de esparcimiento.

Cargando...

Parroquia Nuestra Señora
de Lourdes

Su acta de fundación está fechada el día 12 de mayo de 1910 lo que la convierte en la más antigua entre las doce existentes en todo el país bajo la advocación de Nuestra Señora de Lourdes. Ubicada en calle Baquedano, esquina Ramón de la Cerda, frente al Parque Brasil. Es una de las edificaciones religiosas con más amplia data en el sector de San Francisco de Limache.

Museo Palmira Romano Piraino

Fue inaugurado el 23 de septiembre de 2000. Previo a su fallecimiento, el 11 de julio de 1995, la entonces alcaldesa Palmira Adelaida Romano Piraino, en su testamento legó su residencia y pertenencias a la Ilustre Municipalidad de Limache, con la expresa condición de ser destinada a Museo y sede de recepción de autoridades públicas.

Capilla Antiguo Hospital Santo Tomás

Construida el 13 de enero de 1887. Esta capilla es una de las edificaciones históricas más importantes de Limache, en donde sus muros y hermosos vitrales han sido testigos de la historia de  Limache. Se ubica en calle Baquedano, sector de San Francisco de Limache y data del siglo XIX, siendo considerada una obra de gran relevancia arquitectónica e histórica. Al interior del templo se encuentran sepultados los restos de José Tomás Urmeneta y su esposa Carmen Quiroga, una importante familia de benefactores que dejó la mayor parte de su fortuna en Limache. Carmen Quiroga ordenó construir el templo en honor a su marido, cuando éste falleció, donándolo a la Congregación de las Hermanas de la Providencia.

Casa Eastman

Desde finales del siglo XIX la arquitectura de las casas principales de las haciendas del valle central fue abandonando el patrón tradicional de construcción en adobe con extensos corredores exteriores, para dar paso a nuevos modelos. Muchos antiguos caserones fueron demolidos o transformados significativamente y los proyectos nuevos se comenzaron a inspirar en los palacios o viviendas rurales de Francia, Italia o Inglaterra. Una especial participación en este proceso le correspondió al arquitecto chileno Josué Smith Solar, quien en el año 1929, junto a sus hijos José y Teodoro Smith Miller, levantó en la hacienda de Limache una casa de influencia anglosajona por encargo de la familia Eastman. La ausencia de elementos ornamentales, así como la riqueza de los juegos volumétricos presentes en la casa, recuerdan a los cottage o pequeñas casas rurales inglesas, cuya sincera simplicidad y perfecta adaptación al medio fue modelo de inspiración para muchos arquitectos del siglo XIX.

La Casa Eastman posee una fachada de ingreso orientada al sur en la que se percibe de inmediato la simplicidad de una concepción arquitectónica en la que prima el juego de volúmenes. La cara principal, sin embargo, es la que mira al norte, a los rosales y a la quinta. La idea de una casa de hacienda carente de un parque monumental, inserta plenamente en tierras de cultivo y rodeada de jardines, era ajena a la tradición local, pero, estaba en perfecta sintonía con la disposición habitual de las casas tradicionales de los campesinos ingleses, construcciones que dejaban un pequeño espacio para el cultivo de rosas y otras plantas ornamentales.

Los túneles del brazo asociado a la Casa Eastman se presentan como galerías con suelo de tierra parcialmente cubiertos por loza o ladrillo de aproximadamente 1 metro (3 pies) de ancho y a una profundidad general de 2,5 metros. Sus paredes cuentan con una plataforma de enrocado en base a cemento Portland de alta resistencia que es luego seguido por ladrillo, hasta una altura aproximada de 1,7 metros, donde comienza un techo abovedado de ladrillo hasta una altura total de 1,9 metros. Las paredes presentan reparaciones con diferentes tipos de ladrillo y cemento que sugieren técnicas y materiales de entre mediados del siglo XIX y el primer tercio del siglo XX, con refuerzos en sus techos compuestos por rieles de tren de hierro cuyos patrones de corrosión indican una construcción de mediados a fines del siglo XIX. El brazo de túnel descubierto en la Casa Eastman se orienta en dirección general noroeste con ramales al norte y sur que se bifurcan en dirección gruesa a la antigua acequia que atravesaba San Francisco de Limache, y en dirección general a la maestranza de ferrocarril y la fundición Willis. El otro brazo se extiende en la dirección general de la Hacienda Limache. En la Casa Eastman existen dos bocas de acceso, de perfil cuadrado y construidas en el ladrillo original cubiertas por láminas de cemento. Estas bocas de acceso probablemente se asociaban al mantenimiento y reparación del túnel.

Tradición Cervecera

Quizás antes de 1883, el inmigrante alemán Carlos Hoffman forma la Cervecería de Limache. En ese año se constituye la sociedad colectiva mercantil e industrial Hoffman y Cía, formada por Carlos Hoffman, Otto Ribbeck y Roberto Habeimeyer (maestro cervecero). La sociedad se dedicaría a la destilación de agua ardiente, fábrica de licores y de cerveza.

La fábrica tiene su mayor auge en 1889, cuando se fusiona con la ex cervecería de Joaquín Plagemann (1857), en donde pasa a llamarse “Fábrica Nacional de Cerveza”.

Dos años más tarde, en 1901, la Fábrica Nacional de Cerveza se fusionará con la Fábrica de Cerveza y Hielo de Gubler y Cousiño, formando en el año 1902, la conocida Compañía de Cervecerías Unidas.

A partir de la fundación de esta nueva empresa (CCU), la planta ubicada en Limache pasó a ser la más importante de todas, porque en ella se encontraban las oficinas principales. Con los años, la compañía obtuvo un desarrollo notable que le permitió obtener tecnología de punta en relación con los avances propios de nuestro país. Fue la primera en utilizar maquinaria para tapar las botellas. Su imponente edificación provocaba admiración en los visitantes de la comuna. Resultaba atractiva para las personas de Limache ansiosas de un trabajo seguro y estable, que en el año 1937 comienza la construcción de la población obrera de Limache. Familias enteras, generación tras generación, pasaron por las instalaciones de esta empresa que pasó a convertirse por décadas en una fuente laboral apetecida y apreciada por todos. A principios del siglo pasado, la fábrica llegó a contar con 600 operarios en total

Los Laureles

Las familias residentes en el sector, fueron parte del asentamiento Eastman, conformada por capataces y trabajadores de la hacienda del mismo nombre. Tras la Reforma Agraria, toma su actual nombre. Desde sus inicios, ha sido la base de la agricultura y la ganadería de la ciudad, una tradición que se he mantenido hasta la actualidad, conservando esa identidad que caracteriza a la comuna de Limache. Junto a lo anterior, ha sido por años la puerta de entrada y salida de Limache, conectando a la comuna con las ciudades de Quillota, Concón y Viña del Mar.

Embalse Los Aromos

Antiguamente conocido como Piedras Blancas, sector vacacional para las familias. Posee una capacidad de 35 millones de metros cúbicos, siendo una de las principales fuentes de agua potable en la zona, al nutrir la sección del río Aconcagua que abastece a la planta de Concón de Esval. Abastece a las comunas de Concón, Viña del Mar, Valparaíso, cubriendo aproximadamente el 20% de las necesidades de dichas ciudades.

Medialuna Los Laureles

En ella se lleva a cabo la tradicional Trilla a Yegua Suelta, la primera semana del mes de febrero. En esta fiesta patrimonial, se separa el trigo de la paja a través de pasos reiterado de los caballos a los sones de la música folclórica. El objetivo principal de esta fiesta es realzar y mantener viva las tradiciones de nuestro Campo Chileno.

Tomate Limachino

El “Tomate Limachino Antiguo” fue durante mucho tiempo uno de los productos característicos de la cuenca de Limache, y de la región de Valparaíso en general, cuyos pobladores aún recuerdan su sabor y aroma inigualables. Sus orígenes se remontan a una mezcla de semillas genovesas y francesas traídas por inmigrantes italianos; que fueron cosechadas con éxito por los agricultores de la zona. No obstante, por ser un fruto de breve post-cosecha, fue reemplazado en ferias y supermercados por el tomate larga vida.

El tomate que acá se cultiva es resultado del esfuerzo y la nostalgia de unos pequeños productores Limachinos, pertenecientes al programa PRODESAL Limache quienes apostaron a revivir el cultivo que hizo tan famoso a la comuna.

La semilla utilizada fue rescatada, desde un banco de semillas mediante el esfuerzo conjunto realizado por INIA – INDAP – I. Municipalidad de Limache.

En la producción, NO se utilizan Agroquímicos, solo se realizan manejos agroecológicos además de utilizar técnicas ancestrales transmitidas de generación en generación.

Tomate Limachino llega a JumboTomate Limachino